Cultura

Una revolución francesa para dar forma a la nueva Artillería

El ayuntamiento ha adjudicado a la francesa Centquatre-Paris la definición de usos y plan de gestión del Centro Magallanes de Artillería. ¿Quiénes son?

El ayuntamiento, que ya ha recibido el visto bueno de la Comisión Provincial de Patrimonio para comenzar las obras de la mitad oeste de la Real Fábrica de Artillería para el futuro Centro Magallanes, ha adjudicado a una empresa francesa la definición de los usos de este espacio, la elaboración del plan de gestión del centro y la coordinación transnacional entre España y Portugal.

Os explicamos lo que estos gestores están haciendo haciendo en sus dos grandes proyectos en Francia para hacernos una idea de lo que pueden concebir para el Centro Magallanes. Os contamos aquí los detalles de un proyecto único en un edificio monumental de la capital francesa y de una idea renovadora para convertir las nuevas bocas de metro del París más amplio en centros de encuentro y cultura para la ciudadanía.

Centquatre-Paris: la transición de un edificio de la muerte a la vida

Este equipo tomó hace unos años como un reto un proyecto gigantesco. En el 19º arrondissement de Paris se encontraba un enorme edificio de 39.000 metros cuadrados que anteriormente ocupaba el Servicio de Pompas Fúnebres Municipal de la capital francesa. Un bello y monumental edificio que se había quedado desocupado y al que había que dar una nueva vida -muy similar en muchos aspectos a la Fábrica de Artillería de Sevilla-.

Fue entonces cuando un equipo de dinamizadores culturales empezaron a levantar Centquatre-Paris, un proyecto para convertir el inmueble en un centro para los creadores y para una ciudadanía inquieta que buscaba encontrarse con el arte y la cultura cara a cara. Dirigido por José Manuel Gonçalves, hoy es un centro artístico único en el mundo.

Desde el Ayuntamiento de París, lo definen así: «Espacio polivalente, reactivo, vivo y abierto a todos, lugar de diálogo, encuentros y descubrimiento, el Centquatre, con su arquitectura monumental y sus espacios interiores sumamente modernos, encarna una aventura cultural innovadora. Bien sea en las residencias o en los festivales, todas las disciplinas artísticas tienen cabida simultáneamente en este centro».

La propuesta es un rotundo éxito. Tienen unos 700.000 visitantes al año, y bajo sus galerías los artistas crean y exponen y le dan la oportunidad al visitante de encontrarse con ellos cara a cara con una programación ambiciosa y diaria. En sus galerías hay danza, exposiciones, teatro, conciertos, muestras de diseño, ciclos de cine, conferencias de Historia… Pero también galerías de arte contemporáneo, librerías o cafeterías.

Y una apuesta por ser el centro de su barrio y un lugar de encuentro para sus vecinos, realizando actividades como bailes de salón los fines de semana, mercado de productores ecológicos o sesiones de relajación y tai-chi en uno de sus patios. También hay un espacio para que los vecinos presenten sus propias propuestas artísticas y una incubadora de empresas culturales que va a toda máquina -precisamente una de las patas fundamentales del Centro Magallanes-. Un caso de éxito en una ciudad bulliciosa como París en la que la cultura contemporánea brota de cada poro de la urbe.

Grand Paris Express: convertir unas obras y estaciones de metro en centros culturales

Otro de los proyectos en los que se encuentran inmersos los integrantes del equipo de gestión de Centquatre-Paris es el megalómano proyecto de Grand Paris Express. ¿Qué es Grand Paris Express? Pues los expertos dicen que es el mayor proyecto de transportes que se está desarrollando en Europa, y pretende unir a través de 200 kilómetros de redes de metro lo que se llama «la Gran París». Esto es no solo la ciudad de París sino todas sus ciudades dormitorio y los núcleos de población que rodean a la capital francesa.

Pero si bien la parte de construcción se deja a los ingenieros, este equipo de gestores culturales lo que están llevando a cabo es un proyecto y programación cultural que convierta las estaciones de metro en mucho más que un intercambiador de transportes. Para ello, desde la fase de obras y más allá de su finalización, las estaciones están teniendo programación cultural y propuestas artísticas. En cada boca de metro, durante las obras, se están llevando a cabo iniciativas artísticas y se pretende que estos lugares se conviertan en ejes dinamizadores de su zona, puntos de encuentro en los que los ciudadanos tengan un espacio para convivir y disfrutar.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
X