Una gran fiesta salesiana en la salida de María Auxiliadora

María Auxiliadora baja Marqués del Nervión

Cinco horas de travesía le llevó a la reina salesiana de Nervión su paseo por las calles del distrito. La familia salesiana acompañó en todo momento la procesión que visitó por primera vez a las hermandades de La Milagrosa y El Sol en un itinerario emotivo y diferente.

publicidad

A las siete de la tarde, se abrían las puertas de la iglesia de las Salesianas en Espinosa y Cárcel para recibir el primero de los pasos. Santa María Mazzarello salía en andas portada por las niñas del colegio en un cortejo marcado por los colores celeste y rosa. Tras el primer paso, muchos niños portaban velas y algunas niñas ejercían de seises salesianos con sus sombreros con plumas, sus casacas y sus cintas.

Quince minutos después de que se abrieran las puertas, era el paso de María Auxiliadora el que salía a la calle ante la mirada atenta de medio barrio -el otro medio estaba en la fiesta del Colegio Santa Joaquina de Vedruna, que también se celebraba ayer durante todo el día-. El cortejo tenía en La Milagrosa su primera parada. Allí se rezó en el interior y el paso se adentró en el templo hasta colocarse frente al altar. Los ramos de flores fueron adornando el paso poco a poco durante todo el recorrido.

Tras salir de La Milagrosa, María Auxiliadora se preparaba para otro momento histórico. El cortejo se adentró por Urbión en el barrio de El Plantinar para buscar la capilla sacramental de la Hermandad del Sol en la Plaza del Aljarafe. Emotivo fue el momento en el que la virgen se colocó frente al Santo Cristo Varón de Dolores, que la contemplaba desde el interior de la capilla. Durante el recorrido, se repetían una y otra vez los vivas a María Auxiliadora, y las mujeres que iban tras el paso no paraban de cantar himnos marianos cada vez que la banda guardaba silencio.

Tras salir de El Plantinar, el cortejo ascendió Villegas y Marmolejo entre el bullicio para buscar ya la calle de su colegio. Tras la parada de rigor ante la residencia de las Salesianas al inicio de Santa María Mazzarello, el paso avanzó por la calle dedicada a la santa para buscar su iglesia. María Auxiliadora cruzó el umbral de su templo pasada la medianoche, y la familia salesiana seguía allí, arropándola.

Visita la fotogalería de la procesión de María Auxiliadora en nuestro Facebook.

Miguel Pérez Martín

publicidad

Compartir:

Otras noticias

Comer en Nervión