Soledad Becerril tendrá una plaza en Nervión

becerrilLa única alcaldesa de la historia de Sevilla parecía pedir una calle a gritos en la ciudad que gobernó, y el momento ha llegado. Será en Nervión y no en el Casco Antiguo donde se lea el rótulo «Alcaldesa Soledad Becerril», en la luminosa plaza de la confluencia de las avenidas de Cádiz y Málaga con Menéndez Pelayo.

publicidad

La alcaldesa de «los pequeños detalles» gobernó la ciudad de 1995 a 1999 en coalición con el Partido Andalucista. La presencia de Rojas-Marcos le pesó, y quizá por eso abandonó tras ganar las elecciones pero perder la alcaldía en favor de Alfredo Sánchez Monteseirín. Sevilla fue su vida durante aquellos cuatro años, sin hacerse fotos todo el tiempo, con la discreción como más alto baluarte. 

Avenida de MalagaComparte con el exalcalde Gallardón el dolor que provoca ver destrozada a tu ciudadanía por el terror. Fue su prueba de fuego aquella noche de los disparos en la que ETA mató a los Jiménez Becerril en la calle Don Remondo. Aquella mañana después en la que Sevilla la vio llorar, cuando tanto se la había acusado de frialdad. Becerril pasó su momento más amargo después de una vida muy ligada a la política que aún no ha acabado: diputada, senadora, ministra -la primera mujer al cargo de un ministerio de la democracia-, alcaldesa y ahora, Defensora del Pueblo -en estos dos últimos cargos, también la primera mujer-.

De su mandato se destaca lo limpia que mantuvo la ciudad, precisamente por la importancia que daba a los pequeños detalles «que son los que configuran la imagen de una ciudad», y su gestión al frente del ayuntamiento intentó basarse en aniquilar el despilfarro. Heredó una Sevilla desconcertada tras la Expo, pero supo gestionarla para no derrochar.

Ahora tiene su plaza en Nervión, a pesar de que en marzo se prometió que sería en el Casco Antiguo. En un lugar privilegiado, a las puertas del centro de la ciudad y en un entorno inmejorable. La primera y única alcaldesa de Sevilla tiene, al fin, su reconocimiento.

Miguel Pérez Martín

publicidad

Compartir:

Otras noticias

Comer en Nervión