Soñar con el sol desde el Piamonte

Luis Guerrero

Luis Guerrero es un chico de 23 años que, a pesar de haber nacido fuera de los estrictos límites del distrito, siente Nervión como su barrio original. Estudiante de Diseño Industrial, escribe desde Turín sus anhelos por un barrio que se pateaba a diario para Nervión al día.

publicidad

¿Por qué te fuiste? Por una beca erasmus de la Universidad de Sevilla.

¿Qué echas de menos de tu barrio? Echo mucho de menos el día a día, el salir de clase y llamar a alguien para echarte una cervecilla o encontrarte con conocidos por la calle, además de a la familia y a los amigos. Echo de menos también las cervecillas al sol que, de momento, aquí ha salido 4 días…

¿Qué has descubierto fuera de tu barrio? ¿Qué hay allí que no tenga nada que ver con lo que veías como algo normal aquí? He descubierto lo bien que se vive en Andalucía en general y en Sevilla y Nervión en particular. He visto mucho cambio en la gente. En el Norte de Italia la gente es más cerrada, van más a su bola, siempre que se te acerca un italiano de primeras es un inmigrante que ha venido del Sur (Nápoles, Sicilia, Calabria…). De todos modos, Turín es una ciudad con mucha vida. Hay muchos negocios, muchas cafeterías y muchas tiendas, a pie de calle, y eso da alegría a la ciudad. En Nervión, si te ibas a una zona un poco más residencial, es difícil de ver eso.

¿Has encontrado lo que esperabas? ¿Cómo es tu vida allí? Mi vida aquí va genial, aunque también es cierto que la vida erasmus es una burbuja. No es lo mismo vivir la vida como un turinés o alguien que trabaja aquí a como la vivimos los estudiantes que venimos de fuera. La ciudad me la esperaba más fea, pues siempre que te hablan de Turín te hablan de lo industrializada que está y nunca de sus monumentos y nada más lejos de la realidad: es una ciudad con multitud de plazas, iglesias y cosas que ver y hacer.

¿Cómo presumes de tu barrio en Turín? Me siento muy sevillano y muy de Nervión, así que siempre que tengo la oportunidad de hablar de mi barrio y de mi gente lo hago. Siempre digo que allí la gente es muy abierta y simpática y que se vive muy bien.

¿Cómo ves desde fuera la situación de tu barrio comparándolo con el lugar donde estás ahora? Veo que avanza poco… o que retrocede. Aquí, en una zona tan industrializada, la crisis no se ha notado tanto así que siempre ves o te enteras de algún negocio nuevo (un bar, una tienda…), en cambio allí, cuándo volví hace un par de semanas de visita, ves que no sólo no hay cosas nuevas, sino que algunas que había ya no están.

¿Vas a volver? Pues de momento no tengo más remedio, pues no acabo la carrera aquí, pero lo hago con mucho gusto, la verdad. Echaré de menos la vida erasmus, pero no me quejo.

¿Recomendarías a alguien irse fuera? ¿Por qué? Si, rotundamente. Es una experiencia que hay que vivirla, además, pienso que conocer otras culturas y otros países sólo puede ser bueno, tanto en formación profesional, como personal. Si es cierto que me gustaría asentar mi vida en Nervión, pero aún soy joven y creo que el momento que tengo para viajar y conocer mundo es ahora así que, si me saliera un trabajo en el extranjero, lo aceptaría sin problemas.

publicidad

Compartir:

Otras noticias

Comer en Nervión