Saqueo y vandalismo en el Parque de la Ranilla

Fue una de las grandes apuestas y uno de los proyectos que se eternizaron en el tiempo por trámites y más trámites sumados a una crisis cruel. Pero el Parque de la Ranilla es hoy objeto del saqueo y de la destrucción de parte de sus equipamientos.

publicidad

La Asociación de Vecinos Nervión Este denuncia los destrozos que se están produciendo tanto en los pabellones como en los equipamientos deportivos para mayores del propio parque, algunos de los cuales han tenido que ser retirados por haber sido vandalizados.

Uno de los pabellones de cubiertas metalizadas que hay en el parque, y al que aún no se le ha dado ningún uso, ha sido saqueado. A pesar de estar vacío, en 2017 algunos individuos transformaron este pabellón en su lugar para dormir, y se realizaron pintadas además de romper todos los cristales de las ventanas. En su interior, además de pintadas, había restos de papel de plata quemado con residuos de droga. Según cuentan los vecinos, este pabellón iba destinado a un uso de «bar o similar».

En es 2017, cuando después de avisos y reclamaciones sobre el estado del pabellón, el consistorio instala rejas en las ventanas del inmueble para evitar su asalto. Pero año y medio han durado. Las rejas han sido arrancadas de todas las ventanas y han desaparecido, y también se han llevado parte de las placas metálicas que recubren el exterior de las ventanas. Y a plena luz del día se ven ante el pabellón elementos como sillas plegables o multitud de cartones y enseres, señal de que alguien ha vuelto a hacer del pabellón su casa.

Pero este vandalismo ha alcanzado también al propio parque, donde dos máquinas del gimnasio urbano para mayores que instaló el ayuntamiento han tenido que ser retiradas tras ser vandalizadas, y guardadas en un espacio de almacenamiento del servicio de mantenimiento. En esta zona del parque se ven los agujeros vacíos en el pavimento en los que se insertaban estas máquinas de gimnasia.

M.P.M.

publicidad

Compartir:

Otras noticias

Comer en Nervión