¿Por qué el desayuno es la comida más importante?

Desayuno

Bien es conocido el dicho de que el desayuno es la comida más importante del día. Y también es frecuente pensar que al ser la comida más importante del día hay que consumirla en abundancia. A pesar de esto, el desayuno no se suele realizar correctamente ni en calidad, ni en cantidad.

publicidad

Ya que no por más comer en él, más completo será.  Pero, ¿Por qué se dice del desayuno que es la comida más importante del día? La importancia del desayuno se debe a que es la base de la alimentación de todo el día, la energía que hace que se incremente la vitalidad, el empujón que todos necesitamos para comenzar el día. Después de un ayuno prolongado de aproximadamente 8 horas desde la cena, variará según cada persona, el organismo necesita energía necesaria para desempeñar de una forma efectiva las actividades de ese día. De hecho en la actualidad hay estudios científicos que avalan el desayuno como una buena estrategia para el rendimiento escolar, ya que está demostrado que los escolares que desayunan tienen un mejor rendimiento, respecto a los que no desayunan. Por otro lado, hay evidencias sobre el factor preventivo en el consumo del desayuno frente a la obesidad, es decir, la ausencia del desayuno es un factor de riesgo en la aparición de la obesidad en nuestra población.

La base de un buen desayuno se fundamenta en tres tipos de alimentos, los cuales permiten obtener un equilibrio energético y un correcto aporte en macronutrientes y micronutrientes. Estos tres tipos de alimentos son: cereales, lácteos y frutas.

Cereales: Estos pueden ser en forma de pan, galletas, cereales de desayuno, rosquillas… La función principal de este grupo dentro del desayuno es aportar hidratos de carbono, que favorecen el aporte calórico y fibra, la cual ayudará a regular el tránsito intestinal entre otras funciones.

Lácteos: Este grupo se puede consumir en forma de leche, yogur, queso, batido… La función principal de este grupo dentro del desayuno es aportar macronutrientes como son los hidratos de carbono, las proteínas y las grasas y micronutrientes, siendo el principal de estos el calcio.

Fruta: Este grupo se puede consumir como pieza de fruta o zumo natural. La función principal de este grupo dentro del desayuno es aportar vitaminas, minerales y fibra. La cantidad de fibra dependerá en la forma que se consuma la fruta, teniendo menor cantidad el zumo que la pieza entera.

Por todo esto, recomiendo realizar correctamente el desayuno. Hay personas a las que “no le entra” el desayuno tan temprano. He de decir que hay varias estrategias para realizar un buen desayuno. No busques excusas. Si estás interesado en conocer las distintas formas de realizar un desayuno equilibrado, estaré encantado de que te pongas en contacto conmigo a través de Twitter o Facebook.

Pablo Vélez Ortiz es nutricionista. Puedes encontrarlo en Twitter en  (@NDenCasa) o en la página de Facebook (NDenCasa)
publicidad

Compartir:

Otras noticias

Comer en Nervión