Nervión camina hacia El Rocío

peregrinos

Aunque la fecha oficial de deambular de carretas ya ha pasado en el calendario, Nervión camina hoy hacia El Rocío. Los devotos de la Blanca Paloma, que se hacen llamar Peregrinos de Nervión, han salido a las seis de esta mañana de la Parroquia de la Concepción para ponerse el domingo a las plantas de la Blanca Paloma.

publicidad

Llevan 16 años peregrinando, y nacieron al amparo de la Hermandad de La Sed, aunque ya han perdido su vinculación con ella. Tras un rezo corto al alba, unos 120 nervionenses han salido esta mañana camino a la aldea almonteña sin más alarde que su mochila a la espalda. Ni carretas, ni simpecado ni bata rociera… solo una cruz de madera que los guía hasta la ermita de las marismas.

«Siempre lo hacemos en esta fecha, el último fin de semana de junio, porque hay una hermandad más antigua que también peregrina en esta época: el Gran Poder de Dos Hermanas. Y por respeto, siempre peregrinamos después que ellos», dice Javier de la Prida, que ha sido este año pregonero de la peregrinación. El pregonero ha salido esta mañana a las seis y media con otros 119 hermanos en una peregrinación que este año ha sido más solidaria que nunca: para poder inscribirse, había que llevar un kilo de comida para los necesitados.

«Nuestra idiosincrasia es totalmente distinta a la de una Hermandad del Rocío. Es algo más privado entre hermanos, más íntimo. No vamos buscando ser una hermandad del Rocío», dice De la Prida, que en la romería hace el camino con la hermandad de Sevilla que sale del Salvador. En el camino harán dos paradas importantes: en Coria y en Puebla del Río, donde rezarán ante los simpecados de estas hermandades. El domingo acabará todo ante la Virgen del Rocío. «Aún recuerdo cuando solo éramos 22 locos los que nos poníamos en camino, y ahora somos más de un centenar», dice orgulloso.

Miguel Pérez Martín

publicidad

Compartir:

Otras noticias

Comer en Nervión