Cultura

La rompedora creación del cartel de la Bienal en Artillería

El cartel de la Bienal de Flamenco se ha creado ante nuestros ojos en la Fábrica de Artillería. La bailaora Rocío Molina ha deconstruído a taconazos una pintura de Lita Cabellut.

El cartel de La Bienal es una obra de arte total. Y hemos tenido la suerte de ver su creación ante nuestros ojos bajo las bóvedas imponentes de la Fábrica de Artillería. En este soberbio espacio se ha colocado sobre el tablao una pintura de Lita Cabellut, considerada la artista española viva más cotizada del mundo. Y entonces ha sido cuando la bailaora Rocío Molina ha iniciado su baile sobre el lienzo. Tras un taconeo pasional y salvaje que ha deconstruído el lienzo, el resultado ha sido el cartel de la próxima Bienal de Flamenco de Sevilla.

Pintura por taconeo

Era un espectáculo casi místico: ver como una pintura va perdiendo sus detalles, como sus trazos se transforman en polvo y sus detalles desaparecen para dejar paso a las grietas. «Es como si hubiera dado un discurso de dos horas. He sentido miedo y mucho respeto, me he imaginado a Lita en su estudio e intentado meterme ahí», ha dicho la bailaora, que ha contado que se ha dejado poseer por el cuadro. «He tenido la oportunidad de convertirme en tu pincel», le ha dicho a la pintora.

Mientras, una Lita Cabellut sobrecogida admiraba la transformación de su obra desde uno de los pilares de la fundición mayor de la Fábrica de Artillería. «Yo te veía no como un instrumento de baile, sino como un pincel. Ibas sacando las pinceladas con el baile y por medio de él he observado mi pincelada. Tú estabas deconstruyéndolo y yo estaba rememorando su construcción», ha dicho emocionada.

Un cartel único para un museo

En el suelo, la inicial pintura de una bailaora mostraba sus grietas y las lascas de la pintura reseca levantada. Polvo sobre los colores por un taconeo de Rocío Molina alimentado por la voz auténtica de Juana ‘La del Pipa’, que ha aparecido a mitad de la creación con su voz rota llenando los ecos de la antigua fábrica. «Yo creo que el flamenco siempre está en movimiento, siempre en evolución, siempre cambiando. Hoy aquí se han unido la tradición y la renovación», ha dicho Cabellut.

Así, se ha creado en un espectáculo casi religioso el cartel de la próxima Bienal de Flamenco. Un cartel que el director de la cita flamenca ha querido resaltar que es «obra de una mujer, reinterpretado con el taconeo de otra mujer mientras suena la voz de otra mujer». Una obra que quedará para la historia del festival y que el director espera que sea expuesto en el CAAC, que ha definido como «uno de los museos con más obras de mujeres expuestas del mundo».

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
X