La actualidad en imágenes

Tamarguillo

Al final de la Ronda del Tamarguillo, donde ya se llama Clemente Hidalgo en los límites con la Avenida de Andalucía, no se puede ya llamar parque a lo que hay en la zona del bulevar. Unos 200 metros de bulevar aparecen descuidados, sin un solo gesto de vegetación y con los árboles descuidados. Pero lo que más llama la atención es la presencia de decenas y decenas de litronas de Cruzcampo, que parece que no se recogen desde hace semanas.

publicidad

Mientras la zona en la que sí se llama Ronda del Tamarguillo aparece más cuidada y tiene hasta columpios para los niños, esta parte del final de la avenida está abandonada. Y es paradójico que sea una zona a la que se acude a beber litronas en plena calle, ya que justo enfrente está el enorme edificio de la nueva Jefatura de Policía.

R.N.

publicidad

Compartir:

Otras noticias

Comer en Nervión